Un alicantino por montañas catalanas.Un alicantino por montañas catalanas.
 Joaquín Terrés Joaquín Terrés
jueves 16 de enero de 2014, 22:21:26

Tipo de Entrada: RELATO | 7402 visitas

...mi primo Miguel Ángel ya me trajo por primera vez cuando comenzaba a ser un joven adolescente, y su majestuoso y cuidado bosque de pino carrasco me impresionó por su belleza y frondosidad...

      Bonitos y entrañables recuerdos me traen esta montaña, de mis primeras salidas a las montañas alicantinas. Mi primo Miguel Ángel ya me trajo por primera vez cuando comenzaba a ser un joven adolescente, y su majestuoso y cuidado bosque de pino carrasco me impresionó por su belleza y frondosidad; tan cerca de lugares subdesérticos como son los campos cercanos a Alicante, San Juan o El Campello. Me embelesó en su momento y sigue atrayéndome cada vez que paso por la autovía Alcoy-Alicante.

      También el distinguido, majestuoso, original y muy reconocible perfil de la montaña más alta de la Sierra del Maigmó, el propio Maigmó, de 1.296 mts. de altitud, cuyas escarpadas y vertiginosas formas en su cara norte, con un semblante picudo y altivo, con su lisa y desplomada pared noroeste, es símbolo y montaña de devoción de la no muy lejana ciudad de Alicante. No es por ello que es el pulmón o bosque frondoso más cercano a Alicante; y que en sus alturas alberga el visitado Balcón de Alicante, un magnífico mirador hacía la ciudad y toda la costa central de la provincia, donde, en días claros (como el de la actividad que ahora relato) se puede ver desde el Mar Menor y las montañas entre La Unión-Cartagena-Cabo de Palos (Murcia) hasta las costas de San Juan y El Campello… aunque desde la cima se llega a ver la famosa Isla de Benidorm y las costas acantiladas de Villajoyosa. Las sinuosas y onduladas costas de las bahías de Alicante y Santa Pola, coronadas por la llana Isla Tabarca o Isla Plana, sucumben ante un mar plateado, tranquilo y eterno.

Foto de grupo en el Balcón de Alicante


      Aprovechando las fiestas de Navidad, decido quedar con mis compañeros alicantinos, Jesús, Eva, Quique, Infi y sus respectivos niños para realizar una salida fácil, corta pero espectacular, y como no, visitar alguna de nuestras hermosas y nostálgicas montañas: El Maigmó. Con lo que el pasado sábado 28 de diciembre, decidimos quedar en la, tantas veces punto de encuentro “gasolinera del Maigmó” llamada Xerau en sus carteles; en el punto más alto de la carretera, autovía que pasa por la zona, junto al “cruce de caminos” entre Agost, Tibi, Castalla y San Vicente del Raspeig. Bueno y barato el desayuno, y buenas sus comidas. Que no se nos haga muy tarde, pero tanto tiempo sin vernos da para una charla y recuerdos.

      Desde aquí seguiremos por la antigua carretera que se dirige a Castalla y era la que seguíamos cuando no había autovía: cruzamos la autovía por debajo de ella y en la siguiente redonda nos salimos hacía el norte y arriba, que con una curva cerrada que seguirá la carretera nombrada. Nos muchos kilómetros después y viendo el boscoso manto de la ladera norte del Maigmó y su espectacular forma que ya asoma en lo alto, encontramos un camino asfaltado a la izquierda (según vas en dirección norte, dirección Castalla) y un curioso letrero que pone “Balcón de Alicante”, giramos por aquí. Subimos por en medio de la montaña y por en medio del espectacular y espléndido bosque, y cogemos altura rápidamente. Encontramos un cruce, giramos a la izquierda de nuevo (a la derecha se dirige a lo alto de la caseta de vigilancia de incendios en la misma cuerda cimera de la sierra), lo seguimos con curvas cerradas y con pendiente, dejamos a la derecha el camino que se dirige al Coll de l’Exau (entre la cara norte del Maigmó y el Maigmonet), llegamos al parking y mirador del Balcón de Alicante después de que la carretera siguiera por su parte más horizontal del recorrido.

Bahía de Alicante e Isla de Tabarca  Cogiendo la senda hacía el Maigmó


      Aparcamos en el Balcón de Alicante. Disfrutamos de las vistas, fotos y juegos con los niños. Foto de honor y de grupo y al poco rato ya nos preparamos para subir al Maigmó. Hay muy buena visibilidad pero unas nubes comienzan a tapar y emblanquecer el cielo. El sol calienta lo justo, pero la temperatura, como a menudo en esta tierra mía, es cálida y agradable.

      La subida la encontramos a la derecha (según llegamos por el camino asfaltado) y en subida por en medio de la estupenda pinada con magníficos ejemplares. Muy fotogénico en ocasiones estos pinos altos y casi maduros carrascos. La senda no tiene ninguna pérdida, y el desnivel es de risa, como casi un paseo, a pesar de que “el corto recorrido” es empinado e interesante en ocasiones. Son poco más de 300 mts. de desnivel entre el Balcón de Alicante y la cima del Maigmó, y alrededor de una hora puedes llegar hasta la base de sus rocas cimeras.

      Después de la pinada, nos encontramos con las típicas rocosas y pedregosas laderas de las montañas calizas alicantinas. Más arriba llegamos a una especie de collado justo cuando el viento frío y la llovizna hacen acto de presencia. Ya veo bien la cima, queda nada. El resto del grupo, viendo como se ha puesto el tiempo y con los niños, deciden bajarse al coche, al Balcón de Alicante. Yo decido seguir solo hacía la cercana cima. Las vistas comienzan a ser impresionantes con el mar, la costa y las montañas alicantinas como protagonistas: a mi espalda queda Tibi, su antiguo pantano, bajo las laderas peladas y a la vez agrestes y verticales, más cerca de la cima, de la Penya Migjorn, en la Sierra de la Penya Roja; detrás a su derecha la alargada y a la vez abrupta, con vistas de sus paredes y piramidal cumbre, la inconfundible Sierra del Cabeçó d’Or, y más al fondo, detrás de ésta, los impresionantes, altos, magníficos, escarpados y asombrosos picos Puig Campana, que su típica nube cimera cubrirá su cumbre a medida que las nubes nos invadan, Ponoch y Caval, de derecha a izquierda. Es una vista magnífica y extraordinaria de unas montañas increíbles casi de perfiles alpinos, verticales, asombrosos.

la senda entre la pinada  la senda entre la pinada

Dejamos la pinada del Balcón de Alicante


      La descarnada senda se empina más aún y se interna en un bosquecillo de carrascas (matorrales de metro y medio a dos metros de alto), descendientes y herederas de aquellos antiguos bosques de encinas. Llego hasta la base de las rocas, ya que la cima es un conjunto de rocas con lados verticales en las que casi debes de trepar los 3 o 4 metros de altura hasta la parte más alta de la misma donde se encuentra la cima. Es como la muralla que guarda un castillo, la fortaleza que cuida la cima del Maigmó. Me lío un poco en la subida. Ya no me acuerdo. Pero descubro, después de pasearme por las grietas de sus rocas, la subida normal y suave, casi como una escalera en la fácil roca, la subida a la cima del Maigmó. Solo hay que seguir la base de las rocas unos cuantos metros hasta que veamos que la sendilla llega a su parte más alta y a la vez a un acceso factible a la derecha por las rocas hasta la cima.

      Ya estoy en la cima del Maigmó (1.296 mts.) El viento es fuerte pero ha dejado de lloviznar, a pesar de que siguen las nubes amenazadoras, ahora a más altura, que han cubierto la cima mientras me acercaba a ella. La temperatura también ha bajado bastante. Es una de las peculiaridades de las montañas alicantinas en invierno, sobre todo las que están cerca de la costa: la diferencia de temperaturas entre la cima y la ciudad de la costa cercana, es notable y sensible cuando hace tiempo inestable.

La cima del Maigmó delante

Abajo dejamos el Balcón de Alicante  Caval, Ponoch y Puig Campana

Cima del Maigmó


      No hay nadie que me haga la foto de cumbre. Ya me las hago yo con el fondo de la bella y nublada Sierra del Cid. Fotos al resto de la Sierra del Maigmó hacía el norte, con todo su manto boscoso, verde, magnífico… es otra isla de vida y color en esta, a veces, árida tierra del centro de Alicante. Pero aún no he llegado a la verdadera cima: el pilón, eje geodésico, está en una plataforma rocosa a la que se accede por un pequeño y vertiginoso paso con un salto casi en el vacío… pero nada peligroso, solo puede impresionar, pero una vez hecho ya vemos que no es nada. Y ya por fín, entre un muy fuerte y frío viento, que me hace dudar si saltar o no según sus rachas que no me empujen al vacío, me recreo y disfruto de la soledad, de las magníficas vistas (estupendo mirador alicantino) y de los recuerdos de mis escapadas por estas montañas…

Sierra del Maigmó hacía el norte. Abajo el Maigmonet  Desde la cima del Maigmó, abajo el Balcón de Alicante, Sierra de la Penya Roja y Cabeçó d'Or


      La última vez que lo visité fue en octubre del año 2.006, y escogimos el bonito camino de toda la cuerda cimera de la sierra desde el Collado del Portell y subiendo por las paredes de la cara norte de la magnífica montaña:

Recorrido desde el Balcón de Alicante

 

PUNTOS NEGROS:                   Recorrido en coche.

PUNTO ROJO:                          Balcón de Alicante.

LINEA AZUL:                            Recorrido desde el Balcón de Alicante

 


Octubre 2.006

      Para llegar al Collado del Portell hay que llegar hasta la población de Castalla, y desde el sur de la misma población encontraremos las indicaciones para coger el camino asfaltado que nos lleve hasta el Xorret del Catí, que fue el antiguo camino para comunicar Elda y Petrel (Valls del Vinalopó) con Castalla (Foia de Castalla, Alcoiá). Justo la parte más alta de la carreterilla es el Collado del Portell, que queda a casi unos 1.100 metros de altura. Como en el resto de la sierra, nos sorprenderá su excepcional manto boscoso. Buscamos sitio en el puerto para aparcar (en otras ocasiones partimos desde el cercano Xorret del Catí para acercarnos a esta parte de la sierra). Mientras subíamos nos ha llamado la atención una montaña que queda justo a nuestra derecha del collado: es El Despeñador, de 1.261 mts. de altura, con su original muro roquedo que protege su cima como la muralla de una fortaleza, vertical e infranqueable, hermoso.

      Pero nosotros cogeremos la ladera de la izquierda, para subir por un empinado camino que se interna por la umbría este de la sierra. Actualmente el recorrido está señalado con un P.R., el número 85, el cual seguiremos en determinados tramos.

Bosques en las cercanías del Collado del Portell  Señalizaciones cerca del Collado del Portell


      Una indicación en el camino nos llevará hasta un escondido Pozo de Nieve: el Pou del Carrascalet. Vallado y medio en ruina es un símbolo de otros tiempos, trabajos y climas de estas tierras. Desde aquí nos dirigiremos hasta la parte más alta de la sierra, dejando la ruta marcada del P.R., ahora y sin pérdida, seguiremos por toda la sierra cumbreando en dirección sur, hacía una espectacular montaña que va apareciendo entre la fronda de un bosque exuberante: con su lisa y desplomada pared norte, alto y altivo, con su enorme y representativa forma piramidal, aparece nuestro objetivo… el Maigmó.

      Desde la suave cima de la Cúspide Alta y el Cerro de La Perdigonada, los cuales superan la altitud de 1.240 mts., seguimos toda la cima entre caminos y suaves casi aplanadas laderas, boscosas, con bancales, verdes y vivas… en alguno de los siguientes colladitos, volvemos a coger el camino que sube con fuerte pendiente (en una de las laderas de la sierra) hasta otra emblemática y solitaria cima de la Sierra del Maigmó: el Alt del Guixop de 1.248 mts. Cima casi rocosa un poco a la derecha desde el camino. Muy visitada por las rutas que salen del Xorret del Catí y casi en el centro de la sierra entre el Maigmó el más alto y el más al sur, y el Collado del Portell, enmarcado por El Despeñador, al norte, en la Sierra del Frare.

Subiendo al Alt del Guixop.  Cima del Alt del Guixop. Enero del 2.010


      Nosotros no hacemos caso a las diferentes rutas y P.R. y seguimos la cima de la sierra hacía el sur, hacía el monumental Maigmó. La siguiente altura por la que debemos pasar es donde se alza una caseta de vigilancia de incendios, pero de paredes de piedra, y antenas metálicas. No me acuerdo de su nombre, pero mis compañeros alicantinos lo tienen en mente, contando en ocasiones que éste o aquel pasó un tiempo de vigilante en la solitaria casa. Hasta aquí llega el camino asfaltado que sale desde la antigua carretera que va a Castalla desde Alicante, y es el que también se bifurca y llega hasta el Balcón de Alicante.

      Seguimos la cima de la sierra, todo el cordal cimero, bajando de la casa y llegando a un pequeño pero escarpado pico. Después de una subida o recorrido por la columna vertebral de la sierra, dejando a cada lado los pinos de sus bosques separados y acumulados en cada ladera, como si la senda cimera se convirtiera en un gran cortafuego, llegamos entonces hasta las empinadas y abruptas laderas del Maigmonet (1.177 mts.)… el hermano pequeño del Maigmó. Tiene una doble cima puntiaguda, empinada y abrupta. Interesante y llamativa; sobre todo por la espectacular vista sobre su gran hermano mayor hacía el sur, el Maigmó. Verdaderamente queda a la sombra de las paredes lisas y altas de la hermosa montaña del Maigmó.

El Maigmó y Maigmonet desde la casa de vigilancia  Primer cable en la pared del Maigmó


      Bajamos siguiendo el cordal de la sierra hacía el sur y hacía la impresionante vista del Maigmó, hasta el Collado de l’Exau (1.079 mts.), por donde pasa la otra pista que viene del camino asfaltado que sube al Balcón de Alicante. Desde aquí tenemos la subida más interesante y vertical del recorrido: la subida al Maigmó por su cara norte. Nada mas desde el mismo collado ya vemos en la vertical ladera pedregosa, rocosa de enfrente (casi una pared) una cadena o grueso alambre que sube verticalmente por una especie de casi diedro de la misma paretilla rodeada de algunos matorrales. Prácticamente escalando o trepando, ayudándonos por el cable, superamos la primera parte de la interesante subida. No es tan difícil como parece. La pared hace fáciles escalones por los que fácilmente superamos el paso (si la roca no está mojada). A partir de aquí seguiremos hacía la derecha de la pared, después hacía la izquierda, siguiendo con cuidado de no perderlas, las marcas que nos guiarán en la subida por las verticales y rocosas vertientes. Nos encontramos y seguimos por otros cables encaramados en las resbaladizas laderas rocosas y pedregosas, en forma de oquedades, toboganes y pequeñas paretillas desgajadas e inclinadas… pero no demasiado difíciles.

      Al final, mientras avanzamos, llegamos a una especie de canal ancha y empinada enmarcada por paredes y rocas angulosas, hasta la, también rocosa, cima del Maigmó (1.296 mts.) Es una ruta muy bonita, entretenida e interesante en su conquista final al Maigmó. No apta para gente con mucho vértigo.

Jesús, Joaquín y Antonio en los siguientes cables  Joaquín, Jesús, Antonio y M. José en la cima del Maigmó. Octubre del 2.006


      Nosotros la vuelta la hicimos desandando el camino; pero actualmente se puede hacer una circular siguiendo el P.R.-84 hasta la Casa de Les Planisses y de aquí por el P.R.-85 (pisado en una parte al principio de nuestra marcha) hasta el Collado del Portell. La visita a esta sierra por sus distintas variantes y lugares: Maigmó, Xorret del Catí, Collado del Portell… juntamente con su próxima y hermana Sierra del Frare, solamente separadas por el Collado del Portell, se hace obligada solamente por la excepcional visión de la misma, por el formidable perfil del pico Maigmó, si bajas a Alicante por la autovía de Alcoy, y por el asombroso y cuidado bosque, verde y frondoso… rincones hermosos, lugares de encanto, montañas espectaculares, montañas alicantinas.  

Recorrido desde el Collado del Portell

     

PUNTO ROJO:                               Alt del Guixop.

PUNTOS AMARILLOS:                  Cadenas en la cara norte del Maigmó

PUNTOS NEGROS:                        Recorrido en coche

LINEA AZUL:                                 Recorrido desde el Collado del Portell

 

 



Álbums de Fotos relacionados:



Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook